Open Site Navigation

Hinya



En el mar no tengo que andar buscando “la vida”, ella me persigue, me arropa y transforma.


Cuando empiezo a descender siento que voy dejando capas de mi ser en la superficie; arriba quedan los pensamientos, la cena de ayer, las cuentas y el futuro… y en el fondo, cuando ya mi techo es de agua y haces de luz, es como una liberación: la explosión del yo sin ataduras, es como quitarme la piel.


Descubrí que la mayor de las aventuras no es ser parte de una expedición, ni encontrar el elusivo animal que tienes años buscando,: es comprenderme parte de este maravilloso universo, saber que yo también soy agua y aire, tierra y fuego.


El buceo, al igual que otras “inmersiones” en la naturaleza, es una lección de humildad y fantasía: sentirme pequeña y gigante a la vez. Es mi definición de felicidad.

28 views0 comments

Related Posts

See All